Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
SG
Miércoles, 20 de junio de 2018

Arévalo: 'Un, dos, tres' me lanzó a la fama y fue una escuela para muchos cómicos'

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Gandia Humor Teatro Teatro Gandia Palace

Francisco Rodríguez Iglesias, más conocido artísticamente como Arévalo, actuará el sábado 30 de junio dentro del ciclo de las noches de humor en el Teatro Gandia Palace, en la playa de Gandia. El cómico fue entrevistado por los compañeros de Onda Cero Gandia.

[Img #20157]

 

Sus primeras actuaciones datan de principios de 1970 y fueron como torero cómico en el espectáculo «El Bombero Torero», ¿cómo lo recuerda?
–Pues mi padre Paco era torero cómico, y yo también quise serlo. En 1969 hice una formación, me dieron el visto bueno y estuve con «El Bombero Torero» unas cinco temporadas. Luego ya me lo dejé y me dediqué a actor. A finales de los 70 grabé unas cintas de cassette, de chistes, cosa que me dio fama, y ya siendo popular me llamó Chicho Ibáñez Serrador para ir al «Un, dos, tres», el programa de TVE. 


¿Y cómo fue la experiencia en “Un, dos, tres”?
–Estupendo, porque llevaba años siendo el programa semanal más visto por la noche. Aquello supuso mi relanzamiento total, con imitaciones de personajes. «Un, dos, tres», fue una escuela y una plataforma muy importante para mucha gente. Era un concurso verdaderamente familiar y de entretenimiento como sólo lo sabía hacer el maestro Chicho, y que reunía a las familias delante del televisor. 


Como actor grabó también varias películas cómicas, bajo la dirección de Mariano Ozores.  
–Mariano Ozores acertó lo que le gustaba al espectador medio en esa época de España. Hice varias con Esteso, Pajares… y con muchos más. Ozores hacía películas muy comerciales, yo digo que son como abrir una ventana y ver la España de aquél momento, por ejemplo en «Los Bingueros» o en «Pepito Piscinas»... Hay mucha gente joven que las está descubriendo en internet.  


¿Qué importante es el humor, verdad? 
–Hay que buscar la alegría. A mí no me gusta consumir arte para pasarlo mal. Por eso creo que Juan Muñoz está haciendo una labor estupenda en el Teatro Gandia Palace, reuniendo a muchos cómicos. 


¿Cómo plantea la actuación del 30 de junio?
–Lo vamos a pasar en grande. Voy a hacer un repaso por todo lo mío, y voy a procurar sobre todo que la gente se divierta. Siempre toco algo de política, porque da mucho juego, pero como todo pasa tan deprisa, lo hago con mucho tacto e ironía. La última vez que estuve actuando en Gandia fue con Bertín Osborne y tuvimos un llenazo tremendo. 


¿Cómo resumiría su trayectoria todos estos años? 
–Siempre he procurado que el público pase un rato agradable y sea feliz, y esto es muy gratificante. Si el público está receptivo y con ganas de pasarlo bien, hay magia en el auditorio, y ese ha sido siempre mi propósito. Me alegra mucho el respeto de la gente cuando me saluda por la calle, que me llamen «maestro» cuando yo ni siquiera aprobé el recreo… En fin, son cosas que me llenan mucho. Habrá muchos que me odiarán, pero me quedo con los que me quieren. 

2018© Media Serviocio Safor S.L - Calle Mayor 20 - 2, pta. 4 - 46701 Gandia (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress