Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
-
Jueves, 12 de abril de 2018

Economía familiar: cómo ahorrar con los gastos del consumo de la electricidad

Guardar en Mis Noticias.

La base de una buena economía familiar es el ahorro, por lo tanto, lo ideal es tomar medidas necesarias para que los gastos diarios no acaben con las finanzas en rojo. Precisamente, una manera de ahorrar dinero es a través del cuidado del consumo de la energía eléctrica, cambiando de empresa y pidiendo una tarifa plana.

[Img #18148]

 

La economía familiar es sumamente importante para mantener el equilibrio y bienestar de cada uno de los integrantes de la misma, ya que si no se establece un plan de ahorro, puede suceder que los gastos excesivos lleven a un estado financiero en rojo, difícil de revertir.

 

Asimismo, a pesar de estar en una situación holgada a nivel económico, es fundamental ahorrar en aquellos gastos que podrían evitarse. Por ejemplo, uno de los factores importantes en cualquier hogar es el consumo eléctrico, el cual puede ser menor si se tienen en cuenta algunas medidas.

 

En primera instancia, una de las inversiones que se deberá realizar es cambiar las aberturas de la casa por otras de mayor calidad. Se recomienda que sean de doble cristal y con terminaciones en PVC, ya que son las que mejor comprimen el clima del interior impidiendo cualquier clase de fuga que se pueda realizar. Asimismo, en la misma línea de asegurar el aislamiento, es fundamental asegurarse que los techos estén en perfectas condiciones, como así también las paredes.

 

De esta manera, se ahorrará significativamente en el consumo de la energía, ya que el clima en el interior se mantendrá intacto por mucho más tiempo. Si bien se trata de un gasto de dinero importante, es una inversión a largo plazo, pues a fin de cuentas se terminará gastando mucho menos dinero.

 

Otra de las opciones es cambiar o comprar los electrodomésticos por otros que tengan eficiencia energética. Aunque no parezca importante, la verdad es que los productos que poseen eficiencia energética ahorran hasta un 80% de consumo, lo cual se verá reflejado de manera automática en la factura de la luz. Lo ideal es comprar al menos la heladera con dichas características, pues es uno de los productos eléctricos que siempre está consumiendo energía.

 

Cambiar todos los focos de luz por unos de bajo consumo puede hacer una gran diferencia cada mes. Lo ideal es que todas las habitaciones del hogar se reemplacen los focos para reducir al mínimo el consumo diario, además de apagar todos aquellos que no se estén utilizando.

 

Otras de las maneras de ahorrar es gastar menos dinero en el consumo energético, cambiando de empresas de luz, por aquellas que ofrecen tarifa plana de electricidad. De esta manera, el cambio será rotundo y se verá reflejado en las facturas de manera determinante.

 

Tener presente las recomendaciones precedentes es una manera de comenzar a cuidar la economía del hogar de manera sencilla y siempre cuidando el bienestar de toda la familia; por lo tanto, vale la pena intentarlo, pues el cambio es realmente notorio.

2018© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress