Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
SG
Miércoles, 7 de febrero de 2018

Manolo Royo: 'En realidad soy como un dúo, mi pareja es el público'

Guardar en Mis Noticias.

El cómico aragonés actuó el pasado sábado en el Teatro Gandia Palace dentro del ciclo de las noches de humor.

[Img #16553]

 

Comenta que sus espectáculos se basan en la cercanía al público, la improvisación y un humor desprovisto de mal gusto... 
–Así es. Me gusta mucho interactuar con los espectadores, en definitiva hablar con la gente durante el show. Manolo Royo es como un dúo, mi pareja es el público, sin público no yo sabría como actuar. Necesito notar su presencia, nos reímos juntos... Es muy distinto verme por televisión interpretando a personajes, que en una de mis actuaciones con un traje durante una hora y pico. En estos espectáculos repaso la actualidad, canto, hago imitaciones... Hablo de todo, de lo divino y de lo humano, menos de política, y de fútbol hablo muy poquito. 

 

¿Cómo fueron sus inicios en el humor?
–Pues yo empecé en el espectáculo en 1969, el año en que el hombre pisó la Luna con el Apolo 11, yo pisé la puerta del circo de los hermanos Tonetti y les pedí una oportunidad. Hice la actuación, la gente se rió, y hasta hoy, que sigo 47 años después, que se dice pronto. 

 

¿Y de todo ese tiempo qué anécdotas recuerda con más intensidad? Porque le habrá pasado de todo... 
–Pues mira, me han pasado tantas que incluso creé un espectáculo llamado «Tengo el día tonto», a base de anécdotas. Una de ellas fue en una de mis actuaciones para televisión en el programa de José Luis Moreno. Me maquillaron y, como al resto de invitados, me pasaron a la sala de VIP donde suelen esperar otros actores antes de salir al plató a grabar. Pues allí había un tipo vestido de obispo, y le pregunté «¿tú en qué serie estás?» y  me contestó «no, no hijo, yo soy el obispo de Toledo». Otra vez con mi señora nos enseñaron muy amablemente las cavas de Codorniu, y cuando terminaron brindamos, y mi mujer soltó «¡por Freixenet!». Y no hemos vuelto nunca más (risas) 

 

También ha hecho sus pinitos en el cine...
–Sí, pero muy poco. Pero como actor me tengo miedo, porque a mí me dicen que me tengo que morir y me muero de verdad. He hecho más teatro, con obras como «La corte del faraón». Incluso hago viñetas y he publicado 18 libros con chistes, porque antes se llevaban mucho los chistes y no había internet para encontrarlos. Pero lo que más me gusta es que digan aquello de «Con ustedes, Manolo Royo», y la gente se ría y lo pase bien.  

 

¿Cuáles son los proyectos que tiene para 2018?
–Pues seguir haciendo reír a la gente como lo hago ahora. Muchos humoristas aprovecharon su fama en los 80 o los 90 para pasarse a la organización de eventos o montar productoras, pero yo soy feliz viajando por España, como los viejos cómicos. 

2018© Media Serviocio Safor S.L - Calle Mayor 20 - 2, pta. 4 - 46701 Gandia (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress