Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Editorial
Miércoles, 7 de febrero de 2018

La contrata de SaforBici debe mejorar la calidad del servicio

Guardar en Mis Noticias.

Editorial.

El Gobierno de Gandia dio el pasado 22 de enero un ultimátum a la contrata que gestiona el sistema público de alquiler de bicicletas, Safor Bici, con el fin de que mejore el servicio y complete la renovación anunciada hace un año, con un plazo de 15 días que, por cierto acabará el próximo 12 de febrero.  


Llamada entonces La Bici, y gestionada por la empresa pública, se puso en marcha en mayo de 2011 por parte del Gobierno PSOE-PdG como un servicio novedoso y «verde» a pocos días de unas elecciones municipales que cambiaron el signo político del ayuntamiento, al llegar después el PP. El servicio parecía gafado desde el principio, aunque se buscaron fórmulas para que siguiera funcionando, buscando a largo plazo la autofinanciación, el famoso «coste cero». Pero La Bici quedó «fuera de servicio» el 14 de noviembre de 2012, por discrepancias entre el Ayuntamiento y la empresa concesionaria, y el PP no la retomó hasta junio de 2013, de nuevo con gestión directa. Desde septiembre de 2015 volvió a ser una contrata, aunque estuvo año y medio funcionando con contratos menores y prórrogas hasta el pasado mayo de 2017, cuando se adjudicó definitivamente a Impursa.

Ante la papeleta que se encontró en 2015 el nuevo Gobierno local, al ver el estado de las cuentas del Ayuntamiento de Gandia, con una deuda millonaria, lo fácil y hasta se diría que recomendable hubiera sido prescindir de un servicio público como este, pero de nuevo se apostó porque siguiera.


Pero la ilusión que despertaba este servicio público se ha ido transformando en rabia e indignación a la par que los usuarios constataban cómo se deterioraba el servicio. A esto hay que sumarle actos de vandalismo que han empeorado su imagen y una gestión de personal opaca cuando estaba gestionado por la empresa pública. Sin embargo, es una lástima que todo esto suceda precisamente ahora con un Gobierno local que se cree la movilidad sostenible en bicicleta. Por ello, el esfuerzo en crear carriles bici y divulgar sus bondades debe corresponderse con un alquiler público de bicicletas en condiciones. La empresa debe ponerse las pilas. 

2018© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress