Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Josep Camacho
Martes, 5 de diciembre de 2017

Mari Carmen y sus muñecos: ‘Estoy en un momento muy sereno de mi vida, y hay cómica para rato’

Guardar en Mis Noticias.

La popular humorista, a la que las redes sociales dieron por muerta a mediados de octubre, sigue recorriendo diversos escenarios con sus muñecos, a los que ella llama cariñosamente sus “niños”, como el pato Nikol o doña Rogelia. El próximo sábado, 16 de diciembre, actúa en el Teatro Gandia Palace dentro de su ciclo de noches de humor.

[Img #15101]¿Qué tipo de espectáculo podrán ver quienes se acerquen el próximo 16 de diciembre al Teatro Gandia Palace?

-Será un espectáculo para todos los públicos. Cuando salgo en la televisión es casi siempre de noche, pero los niños no se van a la cama hasta que no termina mi “show”. Lo entienden todo, me atrevería a decir que mejor que muchos adultos ¡y se lo pasan bomba! El personaje que mas les gusta es el pato Nikol.   

 

¿Tiene alguna referencia de Gandía? ¿Ha visitado la ciudad alguna vez?

-Por supuesto. Hace mucho había una sala de fiestas al aire libre encantadora, donde iban a vernos familias enteras con sus peques. Durante años todos los veranos trabajábamos en Gandia y siempre con llenos espectaculares, Quien no conoce Gandia no sabe lo que se pierde, tiene unas playas maravillosas, creo que de las mejores de España, además de chiringuitos y hacen unas paellas de muerte. Me hace mucha ilusión volver a ese paraíso.

 

Llama a sus muñecos sus “niños”, y comenta que los han cogido poca gente, Julio Iglesias, el rey Juan Carlos y Álvaro, su maquillador...

-Es rigurosamente cierto. En una ocasión don Juan Carlos salía de un restaurante muy conocido de Madrid con las infantas y yo entraba, porque venía de la radio de hacer mi espacio semanal con mi querido amigo Luis del Olmo, "Doña Rogelia mon  amour". Entonces llevaba mi maletita de cabina con Rogelia dentro y me reconoció, porque habíamos coincidido en la recepción que todos los años tenía lugar recibiendo a intelectuales y artistas, en el palacio de La casita del Príncipe en Aranjuez. Como es tan espontáneo y sencillo, estuvo hablando conmigo mucho tiempo interesándose como realizaba mi trabajo. Me dijo que le encantaba doña Rogelia, y me dijo muy desenfadadamente; “No la llevarás ahí dentro de la maleta”, y le contesté “Sí, majestad, aquí la llevo”, señalando con el dedo índice, como hace doña Rogelia. Y ni corto ni perezoso casi me ordenó; “Enséñamela”. Entonces, la saqué de la maleta, de pie hablando por los codos. Fue muy divertido, el Rey estalló en carcajadas oyéndola y me dijo: “¿Me dejas que la coja yo?”, y le dije; “por supuesto, majestad”. Doña Rogelia obligó al Rey a llamarla de usted mientras ella lo tuteaba dirigiéndose a él con frases parecidas como “bonico!, hermoso! hermosón!”…

 

A mediados de octubre las redes le dieron por muerta, pero se lo tomó con sentido del humor. ¿De dónde surgió esa noticia?

-Me comentaron que fue en Barcelona, pero ya ves lo muerta qué estoy, si pretendían hacerme daño se han equivocado, casi me ha hecho un favor, me llamaron todos los medios de comunicación, me hicieron una entrevista preciosa la semana pasada en mi casa de Cuenca, me están llamado mucho para contratarme y ya estoy cerrando fechas…Así que, casi tengo que darle las gracias.

 

¿Cómo ve el humor que se hace actualmente en televisión?

-Siempre he sido muy clara aunque a veces he sufrido las consecuencias, pocas realmente, por eso voy a decir lo que pienso y siento. En algunos casos se ha perdido el ingenio, casi todo vale, y eso no es así. En mi generación nos enfrentábamos a la censura, debíamos decir todo utilizado el talento de forma sutil y hablando de todos los tabús, sexos, política… y algunos lo hacíamos. Me pregunto donde están ahora los Tip y Coll, Gila Martes, y trece, Lina Morgan, Juan Muñoz y José Mota, que estaban en Cruz y Raya siguen trabajado sí, pero no es igual. Además, ¿hay alguna revista que se parezca a “La Codorniz”, cuyo eslogan era "La revista más audaz, para el lector más inteligente". No cabe duda, la necesidad, agudiza el ingenio, no solamente hay que tener talento, hay que trabajarlo día a día, leer la prensa, incorporar la noticia a tu espectáculo y ser valientes. Claro que hay humoristas buenísimos, espero no olvidarme de ninguno, como Pedro Ruiz, Moncho Borrajo, o Los Morancos, que en su estilo son geniales y sin complejos ni falsas modestias yo misma pero… ¿quién y donde nos ven? no hay espacios para nosotros, aunque nos producimos nosotros mismos arriesgando nuestro dinero, escribimos libros, o damos conferencias. Alguien dijo "La televisión mata lo que ignora", pero mi amigo Pedro Ruiz dice: "Hay vida después de la televisión". Es consolador, pero no del todo cierto, lo cierto es que al "sistema", ese engendro que nadie sabe a ciencia cierta quién o quiénes son, les molesta que hagamos pensar, mejor pan y circo.

 

[Img #15102]

 

El monólogo del tipo “Club de la Comedia” es radicalmente diferente a su espectáculo, que es un diálogo constante con sus muñecos...

-Hay grandes humoristas en ese espacio, sí, me encanta ese programa, y no muy son diferentes a mí. Yo en realidad soy una monologuista como la copa de un pino, con la salvedad de que realmente soy cuatro, más yo misma…

 

¿Sigue trabajando Mari Carmen aunque no la veamos mucho en televisión? ¿Hay cómica para rato?

-Por supuesto, estoy en un momento de mi vida donde desde la serenidad y la experiencia me sorprendo a mí misma de todo lo que se me ocurre, y tengo éxito, siempre que aparezco en la tele tengo una gran audiencia.

 

¿Por qué ya no hay tantos ventrílocuos como antes? 

-Una buena pregunta…pero yo también pregunto ¿soy ventrílocua? En mis comienzos sí, ya no… Mis "niños" acaparan toda la atención, a mi no me mira nadie, da igual que mueva la boca. Un gran articulista, Rafael de Monteys, dijo de mí: “Mary Carmen ha pasado del cartón al dibujo animado, algunos dicen que mueve la boca”, y yo añado: ¿Qué me importa a mí que Paulo Casals se ambidiestro?

 

Está escribiendo un libro sobre su vida...

-Si, es el cuarto, pero es una ardua tarea, mis “niños” se están colando en todos mis relatos, me corrigen, desmienten lo que exagero… Por una sola vez quería ser yo la protagonista, imposible…pero en honor a la verdad si no hubiera sido así, reconozco que lo comprarían menos. Sin apartarme de mis experiencias donde hay sonrisas y lágrimas y donde también intervienen ellos, reconozco que los necesito y que ellos también a mí ¡qué cruz!, va a ser muy ameno divertido y finalmente contaré la verdad, ¡a la fuerza ahorcan!

 

También prepara una película. ¿En qué consistirá?

-No me está permitido por mis productores desvelar el argumento, pero el guion ya está listo, es muy ambicioso y tengo un gran equipo. Hemos trabajado y colaborado mucho todos, y cuento con la colaboración además de un gran guionista aunque todos han aportado ideas y su granito de arena. Puedo asegurarte que no se ha hecho nada parecido en España aunque si en Estados Unidos, pero tampoco… es distinto a todo lo que se ha hecho en cine. En cuanto a la financiación ya tenemos algo y mucho en perspectiva con muy buena pinta.

 

¿Cómo es su vida en Puerto de la Cruz, en Tenerife?

-Vivimos mi hijo y yo aquí hace años, solo te diré como hemos bautizado esta decisión que ha sido meditada y pensada por los dos; "Retorno al paraíso perdido". 

2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress