Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
SG / Foto: Àlex Oltra
Jueves, 7 de septiembre de 2017

Las celdas para detenidos del retén de la Policía Local de Gandia se hicieron con placas de pladur

Guardar en Mis Noticias.

Un arrestado que se comportó de forma violenta destrozó uno de los cuatro calabozos. Los sindicales policiales ya advirtieron al Gobierno del PP de deficiencias como estas. El edficio costó 6,4 millones de euros y sigue sin licencia de apertura y actividad.

[Img #13419]

 

La concejala de Seguridad Ciudadana en Gandia, Àngels Pérez, y el coordinador de Urbanismo, Vicent Mascarell, denunciaron en rueda de prensa las deficiencias del retén de la Policía Local, que construyó el PP durante la pasada legislatura y que tuvo un coste final de 6,4 millones de euros.

 

Una de ellas es que los calabozos se construyeron con placas de pladur de forma que una persona puede arrancarlas con las manos, como así sucedió el pasado fin de semana con un detenido que se comportó de forma violenta. Los sindicatos policiales ya advirtieron de ello durante la pasada legislatura. Estos daños se deberán reparar con hormigón o acero, con un presupuesto de 20.000 euros.

 

"Es incomprensible que el anterior gobierno y actual oposición, fueron tan inconscientes de permitir este tipo de acabados para una zona de las dependencias tan sensible como es el depósito de detenidos. Las personas que se llevan allí pueden ser muy peligrosas. Se trata de una prueba más de la política a la que nos tenía acostumbrados el PP: mucha foto y acto inaugural, mientras el decorado sólo se sostenía con muros de cartón piedra", señaló Pérez. En el edificio se invirtieron 6,4 millones de euros, incluyendo los 3,9 millones que costó la expropiación de la nave, que era un concesionario de vehículos.

 

Otras anomalías del retén son goteras, fugas de agua, filtraciones, falta de ventilación en los vestuarios, falta de aire acondicionado y calefacción en los vestuarios y en las duchas, además de mala planificación de los espacios. Estas deficiencias se han ido solucionado por parte del actual gobierno a pesar de la delicada situación económica.

 

Por otra parte, el coordinador de Urbanismo dijo que a día de hoy todavía se deben 219.000 € a la empresa constructora por varias mejoras que fueron encargadas desde el gobierno sin tener en cuenta las recomendaciones de los técnicos municipales en el recinto, que todavía no tiene licencia de apertura ni actividad.  

 

Respuesta del PP

Al respecto, el PP emitió un comunicado en el que señaló que el Gobierno local encargó la construcción del retén “de conformidad con los correspondientes informes técnicos, donde se indican, entre otros, los materiales”. Los populares lamentaron que “se cuestione la capacidad de los técnicos” del ayuntamiento, y añadieron que fue el exalcalde Torró el que cumplió la promesa de tener unas nuevas instalaciones que sustituyeran al retén de la carretera de Almoines.

Noticias relacionadas
2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress