Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Josep Camacho. / Foto: Juantxo Ribes
Miércoles, 12 de julio de 2017

Fallece a los 82 años el jesuita gandiense Roberto Costa Prats

Guardar en Mis Noticias.

El religioso murió en Ecuador, donde ha vivido en los últimos años, víctima de un cáncer de piel que no quiso tratarse adecuadamente porque eso suponía regresar a España. Impulsó la construcción de casas de madera y caña para los más humildes, primero en Guayaquil y luego por toda la costa ecuatoriana. En 2010 el Ayuntamiento de Gandia le nombró Hijo Predilecto.

[Img #12435]El jesuita gandiense Roberto Costa Prats falleció este martes, 11 de julio, en el hospital de Quito (Ecuador) a los 82 años según comunicaron fuentes de la ONGD Viviendas para los Sin Techo. El religioso, que ha vivido en Guayaquil en los últimos 36 años, murió tras las complicaciones de un cáncer de piel que él no quiso tratarse adecuadamente porque eso suponía regresar a España.

 

Nacido en Gandia en 1935, ingresó en la Compañía de Jesús y fue ordenado sacerdote en 1954. En 1981 llegó a Guayaquil (Ecuador) y en 1986 asumió la dirección de Hogar de Cristo, una oenegé que promueve la construcción de casitas de madera con techo de latón para los más necesitados y un programa de microcréditos. 

 

Roberto Costa inició sus tareas en la Compañía de Jesús supervisando las construcciones de colegios y obras de la orden por todo el país. Posteriormente sus superiores le destinaron a Guayaquil, en Ecuador, para continuar la obra social “Hogar de Cristo” iniciada por el padre jesuita español cariñosamente conocido como “el Tío Paco”.

 

Allí promovió la construcción de casas de madera para los más humildes, primero en las áreas marginales de Guayaquil y luego en toda la costa ecuatoriana. En los últimos 20 años contó desde Gandia con la cooperación de la ONGD Viviendas para los Sin Techo, presidida por el cardiólogo Plácido Orosa, así como de las instituciones y las diversas entidades que se embarcaban en campañas benéficas para recaudar fondos.  

 

Logró construir más de 200.000 “catedrales de caña y madera”, como él acostumbraba a llamar, que le valieron el reconocimiento por parte del Congreso Nacional Ecuatoriano con la Medalla al Mérito. Además, la Organización de las Naciones Unidas le otorgó el "World Habitat Award" como reconocimiento a la gran labor desarrollada en la parte más deprimida del país. En 2010 el Ayuntamiento de Gandia le nombró Hijo Predilecto.

 

Gran amante y divulgador de Gandia, de su Benipeixcar, y del valenciano, deja una gran huella tanto en España como en Ecuador, donde los medios de comunicación se han hecho un amplio eco de su muerte. 

Noticias relacionadas
2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress