Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Óscar Gamazo
Miércoles, 7 de junio de 2017

A favor de seguir creciendo y creando empleo

Guardar en Mis Noticias.

Opinión, por Óscar Gamazo.

H ace unos días los diputados valencianos del PP en las Cortes Generales defendimos los intereses de los valencianos y, a su vez, la estabilidad económica y social de nuestro país, votando a favor de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el ejercicio 2017, frente a los fuegos de artificio, vía enmiendas, de Podemos y sus comparsas.

 

Con la aprobación de los Presupuestos vamos a contribuir a mantener el rumbo de la recuperación económica extendiéndola a todas las personas, haciendo más para más y más gente, permitiéndonos seguir progresando colectiva e individualmente. Estos Presupuestos dejan claro el firme compromiso del Partido Popular con el estado del bienestar, por el empleo que contribuyen a crear, por el gasto social, que supone el 70% del mismo. Son unas cuentas para las personas porque apoyan a quienes más lo necesitan sin dejar a nadie atrás. 


Mucho se ha escrito y hablado de los Presupuestos Generales del Estado que son, sin duda, fruto de la capacidad de diálogo y de la voluntad de entendimiento demostrada por el Gobierno del Presidente Mariano Rajoy desde el inicio de la legislatura. Los presupuestos de 2017 son las cuentas públicas del acuerdo en mayúsculas, del acuerdo de todos los que han querido acordar en beneficio del interés general. En concreto siete grupos políticos y 176 diputados hemos demostrado el esfuerzo y la voluntad de acuerdo de todos, un acuerdo en el que hemos tenido que renunciar a algunas aspiraciones con el fin de alcanzar un pacto positivo para el conjunto de nuestro país para poder dedicar más recursos a la protección social, a la creación de empleo, a la justicia o a potenciar nuestro crecimiento.


Siete formaciones políticas diferentes sumamos nuestras fuerzas para garantizar la estabilidad política y seguir creciendo y creando empleo. Entre esas siete fuerzas no se encontraban los nacionalistas de nuestro territorio pero si sus compañeros nacionalistas canarios y vascos. 


Los diputados de Compromís siguiendo instrucciones de la jefa no quisieron arrimar el hombro y sentarse a dialogar y acordar con el Gobierno de España. Ellos se sienten más cómodos  aplaudiendo la vuelta del «renacido de Ferraz» y luciendo su camiseta del «No es no» anteponiendo siempre sus intereses partidistas al del pueblo valenciano.


A estas alturas, la inmensa mayoría de ciudadanos se preguntan «¿para qué sirve Compromís más allá de ser la mosca cojonera de la TV y la comparsa de Podemos en Madrid?». Con sus últimas actuaciones ha quedado demostrado que los de Oltra son más útiles para los presos etarras, para los que piden su libertad, que para las valencianas y los valencianos. Las formaciones políticas del bloqueo institucional, entre ellas todas las confluencias y coaliciones electorales de Podemos, para justificar su irresponsabilidad intentaron boicotear el crecimiento económico de España, utilizando el trámite de enmiendas haciendo fuegos de artificio con un incremento del gasto irreal, tratando de engañar a la gente pre-sentando enmiendas para la ejecución de actuaciones irrealizables. 


Así, propusieron obras e infraestructuras en prácticamente todos los municipios de España, como por ejemplo la rotonda de  Bellreguard aquí en la Safor, sabiendo que lo que proponían era jurídicamente irrealizable. Así, los del bloqueo pusieron en marcha la trama del engaño que consistía en defraudar a la gente generando unas expectativas a millones de vecinos que veían como se esfumaba su rotonda sencillamente porque estaban basadas en un engaño, en un imposible al pretender incluir actuaciones por un importe superior a 47.000 millones de euros en un programa del presupuesto que únicamente consta-ba de 15 millones. Esa fue su estrategia para justificar el no es no a los PGE antes de conocerlos, su objetivo era poner palos a la estabilidad de un Gobierno sin importarles torpedear el crecimiento, que es el que garantiza las políticas sociales. 


Frente al «Club del No», los diputados populares votamos a favor de la subida del 1% en el salario de los funcionarios; de la aprobación de una oferta de empleo público de 67.000 plazas, de la reducción del IVA en los espectáculos culturales y en las monturas de gafas, por poner algunos ejemplos, y de aportar 5.300 millones de euros extra a las Comunidades Autónomas para gastos sociales, de ellos más de 850 millones para la gente de nuestra tierra, de la Comunitat Valenciana.  

2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress