Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Editorial
Jueves, 18 de mayo de 2017

No más muertes de ciclistas en carretera

Guardar en Mis Noticias.

Editorial.

El terrible accidente del pasado domingo, 7 de mayo, en la carretera N-332 a la altura de Oliva, en la que una conductora de Gandia ebria y drogada arrolló de buena mañana a un grupo de seis ciclistas de Xàbia, causando la muerte de tres de ellos y dos más heridos graves, ha reabierto en toda España el debate sobre lo vulnerables que son los ciclistas en las carreteras, y a la vez los peligros de conducir bajo los efectos de las drogas. 

 

Precisamente, al lunes siguiente, otro ciclista, de 59 años, resultaba herido en la carretera de Bellreguard a la playa por un traumatismo craneoencefálico. Al parecer, un vehículo le adelantó, pero no guardó la distancia de seguridad y el espejo retrovisor golpeó al corredor, que perdió así el equilibrio. Y también ese mismo lunes hubo otra rápida y loable intervención de agentes de Tráfico de la Guardia Civil, que pudieron interceptar y detener a un conductor drogado y ebrio, por circular durante 21 km, entre Silla y Tavernes de la Valldigna en sentido contrario por la AP-7. 


Coinciden estos siniestros con la llegada del buen tiempo, y por consiguiente con más ciclistas usuarios de las carreteras y otras vías urbanas o interurbanas que, no hay que olvidar, son de todos. La prensa reflejaba, además, que los dos ciclistas fallecidos en Oliva eran triatletas, un deporte que en la Comunitat Valenciana goza de especial afición, con más de 5.000 federados, de los cuales 1.800 son menores de edad, y en sus entrenamientos también se exponen a los riesgos de la carretera. Por otra parte, la bici también se ha popularizado como medio de transporte alternativo al vehículo motorizado en muchas ciudades españolas. 

 

Cada semana muere en España un ciclista por atropello. Es un dato escalofriante, que entre todos debemos reducir. Lo más inmediato es cumplir las normas: ante un ciclista el conductor debe guardar una distancia lateral mínima de 1,5 metros, y está permitido sobrepasar la raya continua al adelantarle. Hay que seguir con las campañas de prevención y hacer más controles de alcoholemia y drogas, sobre todo los sábados y los domingos por la mañana. Hay expertos que proponen otras ideas, que deberían ser estudiadas, como limitar aún más la velocidad en carreteras secundarias y poner más radares, o carriles segregados para ciclistas. También se deben endurecer las penas para conductores reincidentes. 


Por otra parte, hay que eliminar travesías en la N-332, una carretera maldita que ya se ha cobrado demasiadas muertes, y construir el enlace sur en Oliva para que la autopista AP-7 sirva como ronda de circunvalación a partir de 2020. 

2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress