Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
-
Domingo, 9 de abril de 2017

Cómo diseñar un jardín a base de borduras y bordillos

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Parques y jardines

[Img #11261]

 

En los trabajos de jardinería lo primero es comprar los productos de jardín y luego hay dos metas que debemos tener en cuenta: la personalización de espacios y la practicidad a la hora de crearlos. Para ambos temas existen soluciones que facilitan la vida al usuario, como los bordillos y las borduras; de distintos materiales, que sirven para separar espacios con total elegancia.

 

 

Funciones de los bordillos

 

A veces inapreciables y otras con un marcado acento para verse, los bordillos aportan un diseño siempre distinto para separar zonas. En un inicio, tal como vamos explicando, los bordillos, fundamentalmente, separan espacios, para definir plantas y flores distintas con la finalidad de que no se mezclen y puedan crecer con total naturalidad y seguridad.

 

También decoran los espacios en los que podemos poner tierra o césped, dependiendo de la función que se persigue. Además, esta decoración sirve para dibujar formas distintas o bien realzar un espacio sobre los otros. Si es un jardín de uso particular, entonces podemos hacer uso de una infinidad de bordillos en formas, espacios y materiales, y podemos jugar según los gustos y preferencias del usuario. Cuando se trata de un jardín público o de una empresa y centro, a veces, el diseño va a parte, y los bordillos consiguen cercar zonas para su preservación, sirviendo de indicación para los transeúntes.

 

 

Borduras de madera técnica: resistencia

 

De la misma manera que los bordillos, las funciones de las borduras son muy similares. Las encontramos en distintos materiales, como las borduras de madera técnica, siendo separadores de parterre como un complemento más de jardinería y paisajismo imprescindible. Lo más importante de las borduras de maderas es su aspecto natural, que hace que se mimetice con el entorno.

 

La durabilidad también es superior y son resistentes a la intemperie. Ligeras de manipular y transportar, ofrecen un elemento decorativo en toda clase de ambientes.

 

 

Borduras de acero, alta creatividad

 

No solamente la madera técnica es resistente y queda bien en el jardín, las borduras de acero responden a espacios algo más grandes. Sobre todo, suelen emplearse en proyectos paisajísticos, porque permanecen de forma estática y no precisan de mantenimiento. Ofrecen un aspecto limpio y ordenado del jardín. Estas borduras de acero evitan la invasión de las raíces para separar o definir espacios con toques de originalidad. Además del material, el acero también se encuentra en diversos colores, pudiendo elegir el tono que vaya mejor con cada espacio o con el proyecto de paisajismo central.

 

 

Borduras de aluminio para jardines

 

En varios tamaños y colores, también se precisan borduras de aluminio. La durabilidad aquí está permanentemente asegurada porque es un material flexible y ligero. Estas características permiten crear separaciones distintas y tener un jardín vistoso. Su resistencia se hace notar porque no se oxida ni se agrieta, permaneciendo intacto a las distintas temperaturas.

 

Para un jardín con mucho diseño, las borduras de aluminio son la mejor opción, pues permiten hacer formas distintas, (rectilíneas, curvilíneas…). Su fácil instalación y mantenimiento nulo es otro avance a tener en cuenta a la hora de buscar borduras y bordillos para decorar el jardín.

 

 

Bordillo de hormigón

 

Otra de las posibilidades que ofrecen los proyectos de jardinería y paisajismo es la aplicación de bordillos de hormigón. Suelen ir destinados a bordear el pavimento junto a zonas de tierra o cortezas, además también permite diversidad de formas y tamaños.

 

En este caso, y a diferencia de otras borduras, es necesario algo de instalación y obra para que queden fijas a base de cemento. Lo puede hacer uno mismo o pedir ayuda profesional, si no se tiene demasiado tiempo. Además suelen ser resistentes a la intemperie, algo que es de agradecer para la elección de este tipo de bordillo.

 

 

Otras separaciones naturales

 

Al margen de separar las zonas del jardín con borduras y bordillos, encontramos algunas separaciones naturales, a base de plantas y otros elementos. Pueden estar bien los setos y arbustos, como los arbustos Eleagnus o Eleagnus x ebbingei, que alcanzan más de metro y medio de altura, y es factible en espacios grandes. Otra planta que suele utilizarse es el Falso Laurel o Prunas laurocerasus, de hojas bastante grandes.

 

Ahora bien, cuando necesitamos setos para separar espacios en lugares de reducidas dimensiones o en terrazas, entonces hay los tipos que tienen menos hojas.

 

Otras maneras de separar espacios en el jardín, naturalmente, puede ser con piedras, cortezas de pino, o bien plantas, que por sus colores o tipos, se identifican claramente de otras.

2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress