Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
SG / Foto: ICOEV
Viernes, 21 de abril de 2017

Condenado un protésico de Gandia por ejercer de dentista

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Gandia Sucesos

El fabricante de prótesis, denunciado por el Ilustre Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV), ha sido condenado con una multa de 1.800 euros.

La Sección tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado por un delito de intrusismo profesional al protésico dental E. Belda, por tratar pacientes en su taller protésico ubicado en la ciudad de Gandia, pese a no disponer del necesario título de dentista.

El propietario de este laboratorio de prótesis fue descubierto y denunciado por el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) que aportó pruebas de estas supuestas prácticas irregulares. Los hechos se remontan a 2012 cuando el protésico trató a un paciente, le hizo un diagnóstico, le tomó medidas sobre la boca y le colocó una prótesis esquelética. Todo ello a pesar de carecer de la titulación académica legalmente exigida para realizar estas prácticas, es decir, el título de médico estomatólogo u odontólogo.

 

[Img #10933]

 

Enrique Llobell, presidente del ICOEV, explica que en ningún caso el protésico dental puede tocar la boca de un paciente y por tanto prestar una asistencia dental, porque ''al igual que un fabricante de prótesis de cadera ni toma medidas al paciente ni le coloca la misma, en el caso del protésico dental es lo mismo”.
 

Desde esta organización denunciaban también que el paciente había sido atendido en un local sin los controles ni las garantías sanitarias adecuadas, lo que podría haber implicado un peligro para la seguridad de esta persona.

 

En 2016 el Juzgado de lo Penal número 1 de Gandia dictó sentencia condenatoria contra el protésico, que posteriormente recurrió ante la Audiencia Provincial. El recurso ha permitido al acusado lograr una rebaja de pena a la mitad: de los 3.600 euros de multa iniciales se ha pasado a 1.800 más el pago de las costas.

 

Desde el ICOEV se recomienda a la ciudadanía corroborar que el profesional que presta la atención bucodental es un dentista colegiado, dado que lo contrario además de ser delito implica un serio riesgo para la salud del paciente. En ese sentido Llobell considera que la colaboración ciudadana y de las instituciones es fundamental para luchar contra el intrusismo que afecta a las profesiones sanitarias y reivindica el papel de los protésicos como pieza fundamental de la Odontología pero en su lugar legal correspondiente. 

2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress