Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Óscar Gamazo
Miércoles, 22 de marzo de 2017

Al volante no uses el móvil

Guardar en Mis Noticias.

Opinió, per Óscar Gamazo.

En un accidente de tráfico influyen distintos factores de riesgo sobre los que se debe actuar para hacer más improbable el siniestro. El error humano es un factor importantísimo en la siniestralidad, por lo que conviene hacer cuantos esfuerzos sean posibles para concienciar a todos los usuarios de la vía, incluyendo a los peatones, del efecto que un error humano puede tener en el origen de un accidente en carretera.


Los usuarios de las vías hemos de ser conscientes que detrás de cada accidente de tráfico existen factores de riesgo totalmente prevenibles y evitables siendo en numerosos casos la responsabilidad del hombre determinante, como la forma de conducir o la revisión de la conservación del vehículo… y en otros la actitud del hombre y de la mujer esencial para elevar de forma notable el riesgo de tener un accidente, como respetar las normas de circulación, o estar en guardia y no confiado. 


La mayoría de estudios señalan que entre el 70 y el 80% de los accidentes se deben directa o indirectamente al factor humano. Alguno llega a indicar que el 93% de los accidentes se deben a un error humano. En España en 2016, el factor humano fue el responsable de la mayoría de las colisiones en accidentes mortales o con heridos graves siendo la distracción la causante del 30% de las víctimas mortales de accidentes. 


Cada año, según estimaciones de la Dirección General de Tráfico, fallecen al menos 500 personas por distracciones durante la conducción. Distracciones, velocidad inadecuada, no respetar las prioridades de paso, el cansancio o sueño lideran el ranking de las causas de los accidentes con fallecidos con heridos graves en 2016.
Si en la mayoría de accidentes es determinante el conductor, parece más que necesario establecerlo como colaborador directo para disminuir la cifra de accidentes. Por eso, no podemos obviar la responsabilidad individual de cada uno de nosotros en respetar las normas de circulación.


En nuestra movilidad las responsabilidades son compartidas pero sin responsabilidad individual, sin concienciación individual no es posible la solución social que reduzca el drama humano que causan los accidentes de tráfico.
Por eso hemos de concienciarnos e implicarnos todos a título individual para que el factor humano deje de ser determinante en los accidentes de tráfico y alcancemos la visión cero en nuestras carreteras.


Es preocupante el incremento constante de los accidentes mortales por causa de las distracciones, debido fundamentalmente al uso del teléfono móvil cuando se conduce, un problema que está también presente en la mayor parte de los atropellos a peatones. Al marcar un número en el móvil a una velocidad de 120 km/h recorremos, sin ver la carretera, una distancia de 429 metros, equivalente a unos 4 campos de futbol. Si escribimos un mensaje recorremos 660 metros a ciegas. 


En nuestra movilidad las responsabilidades son compartidas pero sin responsabilidad individual, sin concienciación individual no es posible la solución social. Por eso hemos de incrementar la concienciación e implicación de la ciudadanía a título individual para que el factor humano deje de ser determinante en los accidentes de tráfico. Jamás hemos de olvidar que el objetivo de cero víctimas en accidentes de tráfico sólo será posible con la concienciación y la colaboración de todos siendo a título individual permanente responsables en el respeto de  las normas de circulación. Recuerda que nada es tan urgente que no pueda esperar unos minutos. Al volante jamás uses el teléfono móvil. 

2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress