Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

Editorial
Jueves, 16 de febrero de 2017

La «patata caliente» de Sancho Llop

Guardar en Mis Noticias.

Editorial.

El polígono de Sancho Llop, al sur de Gandia, se ha convertido en la «patata caliente» para los sucesivos Gobiernos locales, tanto del PP como de la izquierda, sobre todo desde que en abril de 2014 entrara en servicio el nuevo hospital comarcal, el buque insignia de esta zona y la principal dotación para la cual se pedían las urgentes cesiones de terreno a buena parte de los propietarios. Con una superficie de 467.000 metros cuadrados y valorado en 33 millones, el polígono conecta el hospital con el CC La Vital. 


En junio de 2016 el Ayuntamiento de Gandia decidió anular el contrato con Aprusa, la promotora que se adjudicó las obras de urbanización, tras dos prórrogas concedidas sin que hubieran avances en las mismas, ya que sólo se desarrolló el entorno del hospital. Las obras se paralizaron con la crisis y actualmente están ejecutadas al 60%. La empresa pública IPG también tiene suelo en la zona. El sector no tiene electricidad, excepto la parcela del hospital, gracias a que el Ayuntamiento de Gandia abonó unos 200.000 euros para que se tendiera una línea eléctrica. Aprusa, si no hay cambios de última hora, debe por tanto valorar la inversión realizada hasta el momento y revertir los derechos urbanísticos al Ayuntamiento de Gandia. Ahora bien, las arcas municipales tampoco están en estos momentos para acometer una urbanización de esta magnitud de forma directa.


En los últimos meses el interés de un grupo internacional por instalarse allí ha reabierto el debate sobre si Sancho Llop debe ser un polígono industrial o una zona comercial al 100%. Los propietarios, que en su día cedieron los terrenos para el hospital y para la autovía de acceso sur al puerto, ven en este operador la última esperanza para revalorizar el suelo y obtener beneficios, ya que amenazan con reclamar sus derechos por la vía judicial, después de diez años de «promesas incumplidas».


Frente a ellos está el Gobierno local, contrario a aumentar las dotaciones comerciales en la periferia de la ciudad, ya que consideran que añadir Sancho Llop a la lista existente ahogaría al pequeño comercio y en concreto al centro histórico. 


La decisión es difícil y se debe consensuar, pero también es cierto que a Gandia está llegando más que nunca la inversión privada, como ha sucedido con la reciente apertura del Lidl, y es algo a lo que no hay que ponerle trabas, si queremos salir de la crisis y generar puestos de trabajo. Sancho Llop es, por tanto, una oportunidad para todos, siempre y cuando también se compense al pequeño comercio urbano. 

2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress