Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Isabel Castelló
Viernes, 10 de junio de 2016

El primer alcalde de la democracia

Guardar en Mis Noticias.
Noticia clasificada en: Gandia

Opinió, per Isabel Castelló.

Juan Román Catalá fue el primer alcalde de Gandia de la reciente democracia española, desde 1979 a 1983. Entonces Gandia tenía 21 concejales. Siete la UCD con Juan Román al frente, seis el PSOE con Salvador Moragues, dos el PCE con Salvador Fuster, dos Esquerra Unida con Candela y Molinero, dos los Independientes del Grao, con Paco Martí como cabeza de cartel, uno de Coalición Democrática con el notario Sánchez, y uno Objetivo Gandía, con Vicente Palmer, si no recuerdo mal.

Fue una legislatura de pactos y consensos propiciados por Juan Román que, curtido en las lides del Derecho, siempre supo que el peor de los acuerdos es siempre más beneficioso para los ciudadanos que la mejor de las victorias de unos sobre los otros.

Entre sus muchos logros como Alcalde destacaría el nuevo Cuartel de la Guardia Civil, que fue inaugurado por el director de la Guardia Civil, el general Aramburu Topete, siendo referente nacional en su momento, y la actual Casa Consistorial, de la que con muy buen criterio se conservó la fachada original, esa, a cuyo balcón salía Vicente Palmer Ripoll para conmemorar el aniversario de la II República, último Alcalde democrático antes de la dictadura del general Franco.

También hubo momentos dramáticos. Recuerdo al principio el viaje a la Sierra de Gredos del nuevo Alcalde para acompañar a los familiares del accidente de los montañeros de Gandia que perdieron la vida, y que desde aquí quiero recordar, porque eran muy conocidos en Gandia.  El golpe de Estado, en el que el Alcalde ofreció su casa al edil del PCE, sería una acción impensable en la política actual. Qué tiempos aquellos en los que el diálogo era realmente sincero y el consenso posible.

El pleno de investidura se celebró en el antiguo Ayuntamiento. En una sola legislatura se trasladó el Ayuntamiento al Banco de Valencia, se derribó el antiguo edificio y se construyó el nuevo y aún se celebraron plenos en éste. Todo un logro de eficacia, tanto administrativa como ejecutiva. Ejemplo a seguir.

Cuando se habla de la deuda económica de Gandia nunca se menciona a la primera legislatura de UCD. El bueno de Juan Mahiques, lápiz y papel en mano, sabía que no se puede gastar más de lo que se ingresa. Otro ejemplo de la legislatura de Román.

Hoy, desde Ciudadanos queremos recuperar aquella forma de hacer y de entender la política. Primero las personas y después también las personas. Nosotros, si me permiten, los llamamos ciudadanos.  Gran diferencia entre aquella primera legislatura democrática en Gandia y las que estamos viviendo últimamente en nuestra ciudad, en las que el diálogo y el consenso brillan por su ausencia.

El talante de aquellos hombres curtidos por la vida siguen en el recuerdo de muchos de nosotros. Fueron claro ejemplo de las virtudes: prudencia, templanza, gran sentido de la justicia y fortaleza, que hacen de una persona corriente, un político ejemplar. Deberían ser requisitos imprescindibles para los políticos de hoy en día. En Gandia fueron ejemplo del buen hacer.

Hoy estas virtudes siguen presidiendo la fachada del Ayuntamiento de Gandia, representadas en los cuatro bustos conocidos por todos. Lástima que muchos políticos miren solo hacia abajo y no hacia arriba. Gran ejemplo para Gandia el de la legislatura que presidió Juan Román Catalá. Siempre te recordaremos.

**Isabel Castelló Verdú es secretaria del Grupo Municipal de Ciudadanos en Gandia.

2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress