Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies

SG
Jueves, 19 de mayo de 2016

Los gandienses ya notan el 'impuestazo'

Guardar en Mis Noticias.

Editorial.

Los ciudadanos de Gandia ya están notando en sus bolsillos la colosal subida de impuestos en vigor desde el 1 de enero, con las domiciliaciones que ha girado el Ayuntamiento recientemente de algunos tributos como el IVTM, la tasa de vados o la cuota municipal de la basura. En el caso del impuesto de «circulación» la subida oscila entre el 15% y el 40%.

El PP se ha apresurado a denunciar, una vez más, este «impuestazo», sin apenas hacer autocrítica. Y es que los últimos datos publicados por el Ministerio de Hacienda evidencian que la deuda de Gandia pasó de 114 millones de euros al cierre de 2011 a 250 millones de euros cuando el PP acabó la legislatura, un incremento de 136 millones. Fue precisamente ese endeudamiento que no vigiló el Ministerio, unido al que ya de por sí arrastraba el Consistorio, el que motivó el Plan de Ajuste donde se contempla, entre otras medidas, esa polémica subida de impuestos.

El nuevo Gobierno de izquierdas intenta dar ejemplo y que el «impuestazo» vaya acompañado de medidas de ahorro. Las últimas decisiones son los recortes para celebrar la Feria de Abril o admitir que, por motivos económicos, no se podrá trasladar la escultura del 25 d'Abril a la entrada norte de la ciudad, pese a que era una promesa electoral.

Además, la Diputación de Valencia está saliendo al «rescate» del Ayuntamiento, no sólo con el Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles, sino con el mecanismo que permitirá cuadrar los presupuestos municipales, o gestos como subvencionar el Concurso de Fideuà, la citada Feria de Abril, o colocar la final del «Sona la Dipu» en Gandia para que pueda actuar en plena Fira i Festes el grupo local La Raíz.

Con todo, el Gobierno local debería inicidir más en explicar y comunicar a la ciudadanía las razones que nos han llevado hasta aquí, a que Gandia esté en el séptimo lugar en el ranking de las ciudades de España que más subieron su deuda entre los años 2011 y 2015. De lo contrario, inevitablemente le pasará factura en las próximas elecciones municipales, porque la memoria es corta y selectiva, y el PP siempre podrá argumentar que en la legislatura anterior los ciudadanos disfrutaban de más y mejores servicios públicos.

Por otra parte, sin contar Gandia, el resto de municipios de la comarca sí redujeron su deuda financiera entre los años 2012 y 2015, con una media del 35%, gracias a las directrices de estabilidad presupuestaria marcadas por el Gobierno central.                       

2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress