Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Maximiliano Doncel
Miércoles, 20 de abril de 2016

Asesor cesado por denunciar la corrupción en Gandia

Guardar en Mis Noticias.

Opinió, per Heber M. Doncel.

Un interesante titular que resume a la perfección lo acaecido en nuestra querida ciudad hace algunas semanas. Y es que así se las gasta el nuevo Gobierno local, sí, ese que venía a luchar contra la corrupción.

Han pasado ya tres semanas ya, desde que estallara el escándalo 'Roís de Corella', y todo sigue igual; en dos semanas acaba el plazo para que el Gobierno de Gandia resuelva los registros de entrada que en su día se presentaron; de no hacerlo darán lugar a la apertura de la vía judicial.

Y es que cuando las cosas se hacen mal, pasan estas cosas, empiezan a aparecer imputaciones y querellas por todas partes. Menos mal que venían a regenerar la política, a limpiar el Ayuntamiento. Cuán engañados nos tuvieron, no son más que la continuación de la política rancia que ha regido esta ciudad y con la que es necesario acabar si queremos arreglar de verdad los problemas de Gandia.

Pero mal ha empezado este Gobierno echando a aquellos que denuncian irregularidades, y bien orgulloso que me siento: la Alcaldesa de Gandia me echó de mi trabajo por denunciar la corrupción. Para mí es motivo de orgullo, ¿Cuántos en esta ciudad pueden decir lo mismo? Nadie, todos han sido partícipes de la corruptela con su silencio cómplice.

Querida Diana; ya habéis demostrado lo que tú y tu Gobierno sois, comparsa de la vieja política rancia, dedicados a enchufar amigos en lugares varios; lo mismo que denunciabas hace unos años de Torró, lo mismo estás haciendo tú. Y ya sabes aquella historia como acabó, ¿quieres batir el récord de imputaciones de Torró? No te lo recomiendo.

Pero eso ya no me importa, agua pasada no mueve molino. Ahora estoy en una etapa de mi vida en la que me siento orgulloso, puedo ir por la ciudad con la cabeza bien alta, siempre he podido hacerlo, pero ahora más. No me callé frente a la corrupción. Lo que más me choca es que personas de Gandia, vecinos de esta ciudad que no tenía el gusto de conocer, me paran por la calle para darme la enhorabuena por lo que hicimos.

Hay quienes por un sueldo callan y tristemente hacen lo que se les ordena, pero que tus vecinos te paren por la calle y te digan «hace falta más gente como tú», eso sí que no tiene precio.
Muchos me han preguntad «¿volverás al Ayuntamiento?». Yo siempre he sido claro y directo, y no va a ser menos en esta ocasión. No, no voy a volver a trabajar para una Administración podrida y corrupta, no voy a volver a trabajar con ladrones.

Volviendo al principio del artículo hace unas semanas presenté varias peticiones por registro de entrada en el Ayuntamiento de Gandia cuyo plazo de resolución era de un mes. Bien, ese plazo vence el 3 de mayo, si la memoria no me falla.

Espero no tener que recurrir a la Justicia para acceder a un expediente. La señora Alcaldesa está haciendo lo mismo que criticó de su antecesor; prohibir el acceso a la información. No pasa nada, el juez ya me dará el expediente.

Para finalizar he de decir que no estuve solo en esta denuncia. Tampoco estuve solo en el castigo; honrados en ese Ayuntamiento éramos dos y no quiero acabar el artículo sin mencionar a mi amigo, Daniel Martí, un tío íntegro que acabó junto a mí en el paro, por denunciar la corruptela de Gandia.

2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress