Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Jueves, 7 de abril de 2016

EL AUGE DE LA ABDOMINOPLASTIA

Guardar en Mis Noticias.

-

 

La Abdominoplastia es una solución ideal para recuperar la figura perdida tras el embarazo.
Cada vez son más las personas que apuestan por la abdominoplastia para eliminar el exceso de piel del abdomen, reconstruir la pared abdominal y conseguir un vientre más plano, una cintura más estrecha y una piel más firme, tersa y saludable.
Como hemos ido comentando, la Abdominoplastia es una intervención destinada a eliminar el exceso de piel y grasa desde la zona media del abdomen hasta la parte inferior del mismo realizando una incisión transversal por encima del vello púbico que se prolonga lateralmente por la ingle. Tras extraer el tejido y la grasa, se tensa la musculatura abdominal y el exceso de piel y se cierra la incisión. Al mismo tiempo se puede realizar una liposucción en la zona de los flancos.
No hay que confundir liposucción y abdominoplastia. La liposucción se emplea para eliminar acúmulos de grasa en cualquier parte del cuerpo, mientras que la abdominoplastia elimina los depósitos de grasa del abdomen y repara los músculos dañados estirando el exceso de piel.

¿A quién va dirigida?
Esta intervención está especialmente dirigida a pacientes que han tenido aumentos de peso y pérdida posterior o a mujeres que han tenido varios embarazos. En estos casos suele haber una flacidez general de la piel del abdomen, muchas veces relacionada con la de los músculos, por tanto, la abdominoplastia o dermolipectomía abdominal es una intervención de cirugía estética indicada para personas que, no siendo obesas, presentan una acumulación de grasa, exceso de piel y relajación de los músculos de la pared abdominal, que no mejora con la dieta ni con el ejercicio.

¿Qué debes saber?

- Según el volumen y la zona corporal se utiliza anestesia general o epidural. En la mayoría de los casos solemos utilizar anestesia epidural. La recuperación oscila entre dos o tres semanas.
- Después de la operación el paciente siente un dolor leve o moderado que desaparece totalmente a los tres o cuatro días, requiriendo de una analgesia pautada.
El Dr. Julio Puig recomienda la utilización de una faja abdominal durante un período de cuatro a seis semanas que aliviará las molestias y la natural inflamación abdominal.
Tras la operación se debe guardar reposo relativo y no levantar grandes pesos durante los primeros meses. Los resultados acostumbran a ser muy satisfactorios y permanentes si el paciente mantiene el peso adecuado y realiza ejercicio regular.
- Durante las primeras semanas, sobre todo si se ha realizado una liposucción al mismo tiempo, existe un edema cutáneo o hinchazón cutáneo que tiende a redimir progresivamente en un mes.

¿Qué no es una abdominoplastia?

- La abdominoplastia no es una cirugía de pérdida de peso, ni es un sustituto del ejercicio o el régimen.
- Aunque los resultados de la abdominoplastia son técnicamente permanentes, el resultado positivo puede disminuir en gran medida si se producen fluctuaciones significativas en el peso. Por esta razón, se aconseja a aquellas personas que están siguiendo un régimen de pérdida de peso o a aquellas mujeres que pretenden quedarse embarazadas, que pospongan esta cirugía de abdomen.

Dr. Julio Puig – Cirujano Plástico
Paseo Germanies, 23 – 46702 Gandia - C/ Pizarro, 29 – 46004 Valencia
Tel. 962872437 - 963942168 - Facebook: Dr. Julio Puig - drpuig.com
2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress