Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
S.G.
Jueves, 18 de febrero de 2016

La DGT reforzará este año los controles de drogas

Guardar en Mis Noticias.

El Ministerio del Interior incrementará en 2016 un 38% el número de pruebas a realizar respecto a 2015. Se estima que el aumento de estos controles supondrán una reducción de al menos un 17% de accidentes de tráfico. El cannabis y la cocaína son las dos sustancias más frecuentes halladas en estos controles. Además de los dispositivos preventivos, se someterá a esta prueba a los usuarios involucrados en un accidente y a los infractores dentro del Plan de Vigilancia Integral.

 

El Ministerio del Interior, a través de la Dirección General de Tráfico (DGT), tiene previsto realizar durante este año más de 120.000 pruebas de detección de sustancias psicoactivas entre conductores en vías interurbanas de toda España, excepto en el País Vasco y Cataluña (donde las competencias están transferidas), con el objetivo de sacar de la circulación a los conductores que se ponen al volante tras haber consumido alguna droga. Esto supone un 38% más a las realizadas en 2015.
Este incremento de más de 45.000 pruebas respecto a las realizadas en 2015 está en consonancia con el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2010-2020 y especialmente con una de las cinco áreas de actuación de la DGT definida como visión cero en drogas y alcohol. El 59% de los conductores que habían cometido alguna infracción en 2015 dieron además positivo en controles de drogas ilegales, así como un 33% de los conductores evaluados en controles preventivos.
Para llevar a cabo todas estas pruebas relacionadas con drogas, la DGT cuenta con un presupuesto de 12 millones de euros, que se destinarán tanto a la compra de los kits de drogas y material complementario, así como a la contratación del servicio de laboratorio para el análisis de las muestras. Como novedad, durante 2015 se introdujo la realización de estos controles a los usuarios involucrados en accidente (heridos leves e ilesos, puesto que a los heridos hospitalizados o fallecidos las pruebas se realizan en el entorno sanitario) y a los conductores que hubieran cometido alguna infracción (velocidad, cinturón, casco…) dentro del Plan Integral de Vigilancia.
La DGT ha constatado que un alto porcentaje de conductores lo hacen con presencia de drogas y alcohol al volante, tal y como se refleja en el último informe DRUID'13. En dicho informe el 12% de los conductores elegidos al azar dieron positivo en alcohol y drogas por encima de los límites legales. El cannabis y la cocaína son las dos sustancias más frecuentes halladas. Además, la memoria anual del Instituto Nacional de Toxicología confirma que el 39,09% de los conductores fallecidos y analizados (614) por dicho organismo tenían presencia en sangre de alcohol, drogas o psicofármacos. En el caso de los peatones analizados (173), este porcentaje asciende al 40%.
Las pruebas salivares para la detección de la presencia de drogas en los conductores tienen un efecto disuasorio entre los conductores, tal y como se ha demostrado con las pruebas de alcohol. Conducir bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas puede acarrear penas de prisión de 3 a 6 meses o multa de 6 a 12 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 30 a 90 días, y privación del derecho a conducir de 1 hasta 4 años. También está castigada la negativa a someterse a las pruebas.
2017© Media Serviocio Safor S.L - Paseo Germanías 3-1-1 46702 Gandía (España) - Tel. 96 296 62 09
Powered by FolioePress